#Label1 { font-family: Tahoma; font-size:8px; }

Los dolores del Cuerpo y la Salud Dental

El Dolor


El dolor implica no sólo la detección de las señales nocivas, sino que incluye también aspectos cognitivos y emocionales.

El dolor es una experiencia sensorial y emocional (subjetiva), generalmente desagradable, que pueden experimentar todos aquellos seres vivos que disponen de un sistema nervioso. Es una experiencia asociada a una lesión tisular o expresada como si ésta existiera.

La función fisiológica del dolor es señalar al sistema nervioso que una zona del organismo está expuesta a una situación que puede provocar una lesión. Esta señal de alarma desencadena una serie de mecanismos cuyo objetivo es evitar o limitar los daños y hacer frente al estrés.

Síntomas de Disfunción Cráneo Mandibular (DCM):
a) Dolores: el paciente puede referir dolor en la articulación temporomandibular (ATM), ya sea continuo, en ciertos movimientos, etc.
b) Ruidos articulares: el paciente refiere este signo, y además, podemos escucharlo con el fonendoscopio o a la palpación de la ATM.
c) Disquinesia: al abrir y cerrar la mandíbula se desvía la trayectoria hacia un lado o hacia otro.
d) Luxaciones y bloqueos mandibulares.
e) Dientes gastados por la fricción.
f) Movilidad y migraciones dentales.

Toda alteración que viene de la boca pasa a través de la articulación temporomandibular y repercute sobre el plano cervical interesando al cinturón escapular, columna y pelvis, y posteriormente a los pies, implicando a la postura y a la función de la lengua anteriormente y viceversa.

Síntomas de la esfera ORL: acufenos, alteraciones de la audición, desequilibrio vestibular (mareos, pérdida del equilibrio).

Síntomas neurológicos: migrañas recidivantes e inexplicables y/o rebeldes al tratamiento, cefaleas intermitentes, dolores de nuca, cuello, cintura escapular o columna dorsal, etc.

Cuando existe una contractura del músculo temporal, aparte de originar una patología a nivel de la ATM (ArticulaciónTémporo Mandibular) causada por la tracción de ese músculo sobre la mandíbula y la consecuente compresión de dicha articulación, también puede producirse una Arteritis de la Arteria Meníngea Media debida a la misma contracción del músculo temporal.

Cuando la mandíbula entra en desequilibrio, según las cadenas musculares que se activen, el cráneo va a tomar también una posición espacial anómala, que actuará sobrecargando la columna cervical, y en un intento de adaptación, provocaría malposiciones a nivel de la columna, que darán lugar al dolor de espalda, entre otros síntomas en diferentes partes del cuerpo.

Tratar biolfuncionalmente no sólo significa actuar sobre el órgano enfermo, sino tratar al paciente en su totalidad, como unidad de cuerpo, mente y alma. Una consulta basta para evaluar su situación y orientarle de forma adecuada. Llámenos a los teléfonos 211 9954 y 211 9843 en Bogotá.

Visite nuestra página web
www.sistemasorales.com